Berenjenas a la napolitana

Ingredientes

Berenjenas moradas 1 kilo
Sal gruesa 2 cucharadas
Queso fresco cremoso del tipo cuartirolo 300 gramos
Huevos 3
Harina cantidad necesaria
Aceite neutro, cantidad necesaria
Tomates perita 1 lata
Cebolla 1 chica bien picada opcional
Laurel 1 hoja
Ajo 1 diente
Tomillo y orégano 1 cucharadita
Queso rallado 1 taza

Elaboración

Lavar las berenjenas y cortarlas en rebanadas a lo largo de un poco
más de ½ centímetro.
Colocarlas en colador de pastas y espolvorearlas con la sal gruesa una ½ hora.
Mientras tanto preparar una salsa de tomate.
Echar las dos cucharadas de aceite en la cacerola y saltear a fuego
suave la cebolla, cuando se pone transparente agregar el ajo pelado,
entero y el laurel. E incorporar el tomate picado con todo el jugo. el
tomillo y el orégano.
Cocinar aproximadamente 10 minutos a fuego bajo.
Enjuagar las berenjenas y secarlas con el repasador.
Espolvorear  ambas caras de las berenjenas con harina.
Colocar al fuego una sartén con abundante aceite
De a una pasarlas por los huevos batidos y freirlas hasta dorar en
ambas caras..
Retirarlas a medida que se van cocinando y apoyarlas apiladas sobre
papel de cocina.
En fuente para horno y mesa colocar un poco de salsa, encima una capa
de berenjenas cubrirlas con tajadas de queso fresco y por encima
salsa. Repetir la operación una o dos veces hasta terminar con una
capa de salsa.
Echar queso rallado por encima y gratinar en horno hasta dorar la cubierta
Retirar y servir.

55 comentarios a “Berenjenas a la napolitana

  • Carina says:

    estoy tratando de hacerlas, la verdad es que se me complica un poco porque no se cocinar; pero voy a intentar! Si me salen feas, espero que mi marido cocine (el sabe bastante)

  • Carlos says:

    Algunos consejos para quienes quieran disfrutar de las berenjenas:
    – asegúrense de que sean frescas (si van con frecuencia a su verdulería, apenas vean un cajón nuevo, aprovechen!) La clave para que las berenjenas no resulten amargas o demasiado fofas es que se las haya cosechado en su punto justo y que sean frescas. Al tacto se las reconoce fácilmente: presionándolas con un dedo, deben ofrecer resistencia y una cierta elasticidad. Si la corteza es demasiado rígida, han sido arrancadas verdes, igualmente se las puede aprovechar para escabeche. Si la corteza se hunde fácilmente y no tiene elasticidad, ya están pasadas o llevan mucho de cosechadas, pasen de largo, son muy amargas y no hay con qué corregirlo.
    – si las berenjenas son tiernas, frescas y firmes (como mencioné antes) es mejor prepararlas de inmediato, sin drenarlas con sal o por compresión, para evitar el proceso de oxidación, a mi gusto se aprovecha su sabor al máximo.
    – si quieren evitar freírlas (absorben mucho aceite) pueden optar por cortarlas en rodajas no tan finas (aproximadamente 1 cm. de espesor) y hornearlas 30 minutos (horno suave/moderado) en una bandeja de cristal templado con apenas unas gotas de aceite (preferentemente de oliva), sazonadas con sal y pimienta negra. Luego, seguir con el proceso tal como está descrito en la receta.

  • Cristina says:

    Receta excelente, super fácil !!.. y además quedan riquísimas.
    Qué más se puede pedir en la cocina ??

  • elchefo says:

    delicioso la berenjena

  • Yolanda Sánchez de Pinzón says:

    Deliciosas las berenjenas preparadas con la receta original, es un plato nutritivo y se pueden hacer con las berenjenas sin pelar, la salsa de tomate con el ajo y las hierbas que se le adhieren con el aceite de oliva, las hacen quedar con sabor estupendo. Los comentarios negativos no merecen ni contestación. Gracias !

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*