Pollo con duraznos y albahaca

Ahora, en verano, se pueden conseguir duraznos frescos, que después desaparecen de la vista hasta el año que viene. Esta receta es rica fresca, fácil, e inusual.

Ingredientes:

– Un pollo mediano, cortado en presas chicas.

– Harina, cantidad necesaria.

– Aceite, cantidad necesaria.

– Cuatro dientes de ajo.

– Un ramito de albahaca.

– Un vaso de vino blanco.

– Un vaso de caldo.

– Cuatro o cinco duraznos frescos, no demasiado maduros.

– Sal, pimienta.

Preparación

– Salpimentar bien el pollo y rebozar en un poco de harina.

– Calentar un dedo de aceite en una sartén profunda y de fondo grueso. Dorar las presas de pollo, dándolas vuelta. Trabajar con a tres o cuatro presas por vez.

– Cuando todas las  presas estén doradas, retirarlas a un plato. Tirar el exceso de aceite y dorar los dientes de ajo, enteros o cortados en láminas.

– Agregar el vaso de vino blanco, dejar reducir un minuto y agregar el caldo.

– Volver a la sartén las presas de pollo, bajar el fuego y dejar cocinar media hora.

– Mientras tanto, pelar los duraznos y cortar en cuartos.

– Rectificar la sal y la pimienta de la salsa y pinchar el pollo con un tenedor. Si el pollo está cocido, agregar los duraznos. Dejar cocinar tres o cuatro minutos, sólo lo suficiente para que se calienten. No dejar deshacer los duraznos.

– Acomodar el pollo en una fuente, rodear con los duraznos y esparcir por encima la albahaca cortada en juliana.

– Servir con arroz blanco.

6 comentarios a “Pollo con duraznos y albahaca

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*