Polenta grillada

La poleta grillada queda muy bien como guarnición de carnes, sobre todo del cordero al horno o guisado. Se puede servir como plato principal con una ensalada verde de acompañamiento.

Ingredientes:

– Dos tazas de polenta instantánea
– Dos taza de leche
– Una taza de agua
– Un cubito de caldo de verdura o pollo
– Una cucharada de manteca
– Sal y pimienta
– Una taza de queso parmesano rallado grueso
– Un pocillo de aceite de oliva

Preparación:

– En una olla combinar el agua, la leche, el caldito, la sal y pimienta y la manteca hasta que rompa el hervor. Bajar inmediatamente el fuego.
– Agregar la polenta en forma de lluvia, mientras se revuelve constantemente con cuchara de madera o batidor de alambre. Cocinar un minuto o dos, hasta que haga burbujas, y retirar del fuego.
-Volcar en una fuente de horno o budinera grande untada con aceite de oliva. Dejar enfriar. (En este último paso puede ser dejada toda la noche).
– Precalentar el horno bien caliente.
– Cortar la polenta con un cuchillo mojado o un cortapastas, en rebanadas, cuadrados, triángulos, etc.
– Poner en una placa para horno aceitada y espolvorear con queso rallado grueso.
– Cocinar en horno bien caliente hasta que estén crocantes, más o menos veinte minutos.
– Servir calientes.

Variación:
– Para servir como plato único, cortar triángulos más grandes, espolvorear con abundante queso y acompañar con ensalada verde, ensalada de remolacha o salsa de tomate.

10 comentarios a “Polenta grillada

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*